domingo, 28 de octubre de 2012

ÁRBOL

Se entrecruzan las hojas dentro del viento
el mismo que invade mi espacio por dentro
donde se pasea tu sombra
los zorzales dejan la danza hasta la mañana siguiente
en cambio, incansable, sigues tu propia danza
un caleidoscopio verde
una sinfonía de murmullos suaves
sabes que el fantasma de aromas
me invade a cada noche
solo para recordarme la presencia de mi hombre
que huele a pino, a madera, a eucalipto
todo lo impregna y todo lo toma
me haces compañía durante mi estadía de ausencia
me traes dentro del viento los abrazos partidos y cerrados
eres casi como un indicio del caballero que amo
poderoso, fuerte, gigante y verde
esa corteza dura que mudas cuando gustas
ese vaivén en la oscuridad
ondulante pero rígido
susurrante pero inaudible
tu verdadero corazón es intangible
dentro de tu corteza guardas la savia
guardas el agua que la vida te regala
la esencia que otorga el aroma
la menta muda de tu sabor
eres un compañero tácito en el anochecer
otro inquilino viril e inmutable
de amor desabitado y escondido
de amor oculto en la arboleda de mis días...

19 comentarios:

  1. Tu inspiración se prolonga a lo largo de las ramas de ese árbol que también describes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hermoso homenaje y preciosa metáfora la que desarrollas a lo largo de tus versos.
    Un placer pasar por tu Blog y un abrazo en este domingo.

    ResponderEliminar
  3. Es realmente hermoso... Me tocas la fibra en estos versos.

    Un abrazo, me quedo :)

    ResponderEliminar
  4. Árboles que son vida, bien merecen unos versos tan agradecidos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Linda y especial metáfora. Escribes muy bello. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Haces que parezca tan dulce. . .
    preciosa composición, que nos trae
    recuerdos de la naturaleza, esa que
    tan olvidada tenemos.
    Un abrazo y buena semana.

    ResponderEliminar
  7. Esa Naturaleza que se merece nuestro mayor Respeto y Admiración.
    Precioso Poema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Preciosa analogía poesía pura.

    Besos Oriana.

    ResponderEliminar
  9. Creo que este es el más emotivo y enternecedor de cuantos te he leído Oriana. Sigue regalando emociones que nos alejen un poco esta costumbre de asfalto y metal.

    ResponderEliminar
  10. Adoro los árboles.
    Me gustan especialmente los árboles grandes y frondosos... de tronco enorme y corteza recia.

    Escribí el otro día un poema sobre los árboles que cualquier día publicaré.

    Abrazo gigante.

    ResponderEliminar
  11. Un recorrido por la vida del árbol como el amor recorre tus noches.
    Hermoso poema que conjuga metáforas y naturaleza viva.

    Un abrazo poetiza
    y buena semana.

    ResponderEliminar
  12. "Y EL VIENTO FURIOSO, MUERDE"...

    MUY BUENOS VERSOS.


    TE INVITO A PASARTE POR MI BLOG YA QUE ULTIMAMENTE HA ESTADO MUY ABANDONADO Y QUIZÁ LA VISITA TE SEA PLACENTERA COMO A MI ME HA SEBTIDO PASAR POR AQUI. SALUDOS DESDE UN IDÍLICO LUGAR DE MÉXICO.

    "LA VIDA ES UN GRAN CIRCO, PERO SIN ESPECTADORES"

    TE SIGOOO.....

    ResponderEliminar
  13. Un bonito poema, con el sabor de menta. Mis buenos pensamientos!

    ResponderEliminar
  14. que poesía tan orgánica y pura, que extensa gama de sensaciones, gran poema.

    ResponderEliminar
  15. Preciosa loa nos regalas. Sabes, la Naturaleza es mi credo.
    Cariños desde Asturias, mi preciada amiga, que pases una semana rica en gratas experiencias.

    ResponderEliminar
  16. ¿sabes que todos los árboles sienten la energía cuando una persona "abraza su tronco o tallo?
    Yo no lo sabía hasta que me lo enseñó mi abuelo Ucraniano.

    Hermoso todo, besos.

    ResponderEliminar
  17. madre mia que bonitooooooooo a un arbol le sacas hasta las ansias de ser un hombre, es el tienen vida y sienten como las flores yo les hablo con cariño eres genialllllllllllllllllllllllllllllll jajajaja besitossssssss

    ResponderEliminar